Medicina estética

5 cosas que debes saber del botox

El bótox es uno de los tratamientos más utilizados en medicina estética para el tratamiento anti arrugas en el tercio superior facial. Es una proteína que deriva de la bacteria Clostridium Botulinum y es utilizado para el tratamiento de arrugas mediante la denervación (parálisis) transitoria de los músculos a tratar.

Si estás pensando en el bótox cómo solución a tus arrugas pero tienes todavía dudas, te contamos algunas características:

  1. El bótox está indicado para pacientes que tienen líneas de expresión muy marcadas, y que tienen un músculo fuerte que produce una contracción importante y una arruga muy notoria. También puede utilizarse en personas que tengan arrugas menos definidas, pero quieran prevenir la aparición de arrugas más marcadas en un futuro.
  2. La aplicación de bótox es un procedimiento rápido. No requiere mucha preparación previa de la piel, salvo una limpieza antiséptica. Marcamos las zonas donde queremos aplicarlo, se inyecta y listo. Lo que es importante es que tiene que ser realizado por profesionales acreditados, para evitar efectos adversos o complicaciones secundarias.
  3. La edad ideal para aplicar el bótox no existe, pero es cierto que los profesionales recomiendan que su práctica se haga a partir de los 30 años, dependiendo de las líneas de expresión. Recomiendan que se pida opinión a los profesionales ya que todo depende de cada paciente en particular.Nuestros cirujanos profesionales te aconsejaran dependiendo del estado de tu piel, aunque lo habitual es que los pacientes acudan a las clínicas cuando ya tienen arrugas y líneas de expresión marcadas.
  4. El efecto dura entre cuatro y seis meses, momento en el cual se aconseja repetir el tratamiento para potenciar los buenos resultados, ya que la toxina actúa a largo plazo ‘educando’ a los músculos a que se contraigan con menos fuerza y se suavicen las arrugas.Desde la Clínica Klenner & Pérez-Plaza recomendamos realizar el tratamiento 2 o 3 veces al año.
  5. Las zonas en las que puede aplicarse son el entrecejo, la frente y en las patas de gallo, es decir las arrugas que se forman en el tercio superior de la cara.

Normalmente hay que cuidar que al aplicar el bótox se reserven algunas zonas, como por ejemplo, en el caso de la frente, se debe evitar tocar los músculos que levantan las cejas, ya que si estos se inhiben, el paciente se percibe con los párpados caídos.

Si tienes más dudas y quieres informarte antes de inyectarte bótox, pídenos información.

Clínica Klenner & Pérez-Plaza, tu clínica de cirugía estética en Valencia.

Related Posts