Cada cuanto cambiar los implantes de pecho
Cirugía estética mamaria

Cada cuánto se cambian los implantes mamarios

El avance de la medicina en materia de implantes mamarios de silicona en la última década ha sido significativo. Hoy en día los implantes pasan una gran cantidad de controles de calidad.

Hay un pensamiento extendido de que los implantes mamarios deben cambiarse cada 10 años. Esta creencia viene dada porque hace años se utilizaban implantes de silicona con baja cohesividad (más líquida), los cuales sí eran necesarios reemplazar cada cierto tiempo, ante la posibilidad de que éstos se rompieran y la silicona pudiera extenderse por el cuerpo. Esta cirugía debía realizarse lo antes posible (sin suponer un problema en la salud de las pacientes), recambiando los implantes y limpiando bien las zonas en contacto con la silicona. No debemos olvidar que alrededor de los implantes se forma siempre una cápsula (o cicatriz) fibrosa, que en la mayoría de las ocasiones contiene la silicona dentro de la misma, evitando fugas de silicona hacia glándula mamaria o axila.

Sin embargo, actualmente está extendido el uso de implantes de gel cohesivo, los cuales no tienen la necesidad de cambiarse cada cierto tiempo y pueden llegar a durar toda la vida. La silicona no es líquida, sino en gel y con mayor cohesividad (firmeza). Esto no significa que una mujer que se someta a esta operación no tenga que volver a pasar por el quirófano nunca, ya que los implantes pueden deteriorarse con el tiempo o romperse y que sea necesario su reemplazo. En algunos casos los cambios físicos en las pacientes (aumento de peso, embarazo o lactancia, laxitud cutánea, etc..) son los que motivan el recambio de implantes y no por problemas asociados a los mismos. Hay mujeres que podrán mantener los mismos implantes durante 20 años, mientras que otras puede darse el caso que lo tengan que cambiar a los 30 años, ¡¡o incluso nunca!!

Algunas marcas de implantes actualmente ofrecen una garantía de por vida en sus implantes, lo que no significa que éstos vayan a durar toda la vida de la paciente sin que haya que cambiarlos, sino que la empresa se compromete a sustituirlos por unos nuevos si fuera necesario el cambio.

Los implantes mamarios pueden romperse por varias causas: traumatismos (provocados por accidentes, caídas o fuertes golpes), una mala colocación (en la que se presiona en exceso el implante y provoca que éste se deteriore prematuramente) o arrugas que se forman y que puede deteriorar su duración en el tiempo (rippling). El uso de implantes de gel cohesivo lo que provoca en caso de rotura es que la silicona no se expanda por el cuerpo, sino que se mantenga lo más compacto posible y sin fugas de material hasta su sustitución.

Hay muchas teorías sobre la necesidad de cambiar los implantes mamarios cada cierto tiempo, lo más importante, si vas a realizarte una operación de aumento de pecho, es que acudas a tu cirujano plástico especializado para que te aconseje y te hable sobre todas las posibilidades que se te pueden presentar.

Related Posts