consejos para reducir la papada
Medicina estética

Hábitos y tratamientos para reducir la papada

El sobrepeso, la flacidez de los tejidos, la edad, la acumulación de grasa… son sin duda los claros enemigos de la papada.

La papada se produce por depósitos de grasa que se acumulan debajo de la piel del cuello. Con el paso del tiempo, la piel comienza a perder las propiedades que le permiten estar tersa, la elastina y el colágeno. Esto unido a la acumulación de grasa ocasiona la poco favorecedora papada.

Cómo prevenir la papada

Aunque la genética juega un papel muy importante a la hora de determinar si seremos más o menos propensos a tenerla, lo cierto es que mantener hábitos saludables ayudará a que esta no aparezca. Como medidas de prevención, debemos tratar de mantener un estilo de vida activo, comiendo de forma saludable y practicando deporte diariamente, cuidar nuestra piel y evitar la sobreexposición al sol de la misma.

Si es un poco tarde para incorporar estos consejos y ya ha aparecido la famosa papada, en nuestra clínica de estética en Valencia os damos una lista de recomendaciones para reducirla.

Consejos para reducir la papada

Hidratación

Tener el cuerpo bien hidratado en todo momento no es solo beneficioso para perder peso y eliminar toxinas, sino que también lo es para prevenir la papada. Nuestra piel necesita hidratación tanto por dentro como por fuera y por eso mantener la piel hidratada no es un capricho sino una necesidad. Si no la hidratamos a diario y de manera correcta, sufrirá e irá perdiendo poco a poco su elasticidad.

Mantener una buena postura corporal

La postura corporal que tengamos también nos ayudará a reducir la papada. Debemos intentar mantener siempre el cuello erguido con la vista al frente, de forma que tanto los músculos del rostro como los de la barbilla se mantengan firmes y en una adecuada postura muscular.

Aplicar cremas reafirmantes

Existen cremas reafirmantes para la zona del cuello y la papada. Para poder comprobar sus efectos es necesario aplicarla todos los días en el mentón desde el centro hacia las orejas y en el cuello hacia arriba y hacia el exterior.

Ejercita tus músculos

No hablamos solamente de entrenamientos fullbody, el cuello también podemos ejercitarlo. Al fin y al cabo, está compuesto por músculos y por lo tanto, con los ejercicios adecuados, podemos conseguir mantenerlo tonificado. Uno de los ejercicios más comunes es llevar la cabeza a cada uno de los lados manteniéndola durante unos instantes en esa misma posición.

No obstante, existen situaciones en las que por muchas medidas de prevención o cuidados que llevemos a cabo, es prácticamente inevitable su aparición. En nuestra clínica conseguimos hacer lo que en principio parece imposible en realidad. Contamos con una serie de tratamientos enfocados en conseguir que luzcas un cuello terso y definido.

Tratamientos para reducir la papada

  • El tratamiento de radiofrecuencia es por excelencia para aquellas personas que deciden someterse a una reducción de papada sin cirugía. Se realiza en la clínica, es rápido e indoloro y con resultados desde la primera o segunda sesión.
  • En nuestra clínica de cirugía estética, utilizamos la mesoterapia en esta zona para obtener un rejuvenecimiento de la papada. Aporta hidratación, elasticidad y luminosidad a la zona tratada.
  • Liposucción de papada. La liposucción de papada es un procedimiento quirúrgico que consiste en la eliminación de la grasa sobrante en el cuello y papada mediante su aspiración con finas cánulas que se insertan a través de una incisión oculta en el pliegue del mentón. Es la opción idónea para situaciones en las que no hay exceso de piel sobrante.
  • Lifting de cuello. A veces la liposucción aislada no es suficiente para manejar el exceso de piel en el cuello tras la eliminación de la grasa, siendo necesario realizar un lifting cervical para eliminar el exceso de grasa y piel.

Para conocer más sobre los tratamientos enfocados a reducción de papada en Valencia, puedes contactar con nosotros a través de nuestra web. Estaremos encantados de recibirte en nuestra clínica. ¡Recuerda que la primera consulta es gratuita!

Artículos relacionados