Clínica estética

Cuidados de belleza a partir de los 20

Cuando tenemos 20 años normalmente pensamos que nuestra juventud va a durar para siempre; que nuestra piel se mantendrá tersa y con luminosidad, y que hasta dentro de muchísimo tiempo no tendremos que preocuparnos de arrugas, manchas, poros, etc. ¿por qué iba a cambiar nuestra piel ahora que está tan perfecta? La época del acné y la piel grasa ha quedado atrás con la adolescencia, y entre los 20 y los 25 nuestra piel luce por lo general lisa y llena de luz. Sin embargo, no hay que olvidar que al igual que la etapa de la adolescencia, con esos inoportunos granos la noche de antes en que tenías una cita con el chico que te gustaba, ha pasado, y la etapa de esplendor de tu piel también pasará, por lo que no viene mal ir cuidándola para mantener esa deseada juventud tanto como se pueda.

Incorpora en tu rutina de belleza la limpieza facial, hidratación y protección solar. Es imprescindible lavar bien la cara con agua y jabón todos los días (mañana y noche), eliminando así las impurezas de todo el día o el sudor de la noche. Después, ponte tónico y crema hidratante para eliminar la sequedad. Si tu piel todavía siente los efectos hormonales de la adolescencia y no tienes controlada la grasa, mejor usa una crema específica para pieles grasas o mixtas, para regular el exceso de sebo.

Es importante que una veza la semana exfolies la cara para eliminar pieles muertas, manteniendo así ese aspecto joven y brillante que te dan los 20 años. ¡Después recuerda aplicar de nuevo crema hidratante! Además, la exfoliación beneficia a que las cremas penetren mejor en la piel, por lo que es muy importante que no te olvides de completar el proceso.

A partir de los 25 nuestro organismo ralentiza ligeramente la regeneración cutánea, por lo que ya se puede utilizar alguna crema específica anti arrugas (nada de cremas antiarrugas muy fuertes o para pieles maduras, se trata de prevenir, pero aún te queda hasta tener que utilizar estos tratamientos!). Puedes aplicar las cremas antiarrugas en aquellas zonas más sensibles de padecerlas, como el contorno de los ojos o de la boca.

Además de seguir estos consejos, recuerda ponerte crema solar (como mínimo factor 30), cuando salgas de casa. Si quieres aportar a tu piel un poco de tono, aconsejamos las BB cream. El sol incide en nuestra piel a cualquier edad y es importante protegerse para evitar problemas futuros de fotoenvejecimiento.

Conforme avancen los años, tu piel irá sintiendo los efectos del sol, el estrés, la contaminación, la deshidratación, etc. Por lo que aprovecha antes de que sea demasiado tarde y cuida lo primero que ven de ti los demás cada día. Tu alimentación también debería ir mejorando durante esta década, al igual que ocurre con tu piel, el resto de tu cuerpo irá sufriendo poco a poco el paso de la edad, por lo que acostúmbrate a llevar una alimentación equilibrada y sana, con algún capricho de vez en cuando, ¡que para eso tienes 20 años!

 

Related Posts