Clínica estética

¿Qué ocurre cuando duermes sin desmaquillarte?

Llegas a casa después de horas de trabajo o de una noche de fiesta y el cansancio y la pereza pueden contigo y decides irte a la cama sin desmaquillarte.

Este hecho es más habitual de lo que creemos pero si fuésemos conscientes de lo que realmente supone para nuestra piel y nuestra salud no desmaquillarse cada noche, ¿lo seguiríamos haciendo?

Durante las horas de sueño nuestra piel aprovecha para recuperarse de la polución a la que la sometemos cada día. Es importante mantenerla limpia e hidratada. Muchas veces realizamos tratamientos faciales nocturnos (antimanchas), aprovechando el tiempo que tenemos.

Mientras dormimos las células de la piel se regeneran y exfolian, por eso, sólo con dejarnos una mínima capa de cosméticos sin quitar – aunque sólo nos hayamos puesto polvos bronceadores –  se crea una barrera que puede conducir a que se taponen los poros y aparezca acné. Cuánto más noches sin retirar el maquillaje pasemos, más damnificada se verá nuestra piel.

Por eso, desmaquillarte es muy importante para tener una buena piel.

¿Cómo nos afecta no desmaquillarnos?

Base de maquillaje:

Las bases de maquillaje suelen ser densas y acumulan otros productos al largo del día ya que se exponen a la contaminación, bacterias, mohos y ácaros presentes en el exterior. Los subproductos metabólicos de las bases impiden la microcirculación en la piel, hecho que impide su renovación. Esto puede ocasionar pérdida de colágeno y la aparición de arrugas, poros cerrados y acné.

Pintalabios:

Dormir con el pintalabios puesto reseca y agrieta los labios. Utiliza productos específicos para eliminar el pintalabios para que estos no sufran tanto.

Máscara de pestañas:

El maquillaje en los ojos no sólo reseca los párpados, sino que también acumula bacterias que pueden terminar en conjuntivitis. Las pestañas se debilitan y se caen con más frecuencia si no retiras la máscara de pestañas cada noche.

desmaquillarte piel

Pero además de desmaquillar tu piel a diario, es necesario que cada cierto tiempo (2 ó 3 semanas) elimines las células muertas e impurezas de la epidermis para que la piel se renueve y sea más eficaz tu rutina de belleza.

Para ello, puede realizar una limpieza con exfoliación facial y someterte a un peeling facial ocasionalmente, según el tipo de piel y el problema a tratar.

El peeling es una herramienta que nos permite eliminar las capas muertas de la piel, aportando mejoría cutánea en piel fotoenvejecida, tersitud, luminosidad y disminución de manchas y arrugas.  Pueden ser superficiales, medios o profundos y consiste en la aplicación de una sustancia química (ácido acetil salicílico, tricloroacético o fenol) en la región a tratar.

Desde nuestra clínica estética y dependiendo de tu tipo de piel y sus características, recomendamos un peeling superficial o medio.

Y no olvides que con una buena rutina diaria y desmaquillándote todos los días, tu piel lucirá más joven y luminosa.