Medicina estética

Guía antiedad definitiva con el ácido glicólico

Uno de los principales tratamientos de medicina estética más demandados por nuestros pacientes es la eliminación de manchas en la cara y marcas del acné. Tener una piel limpia y con un aspecto joven es el objetivo de la mayoría de personas actualmente. Con el paso de los años esto se convierte en una tarea cada vez más difícil. La exposición al sol, el estrés, la falta de sueño, la contaminación y la falta del cuidado de la piel son algunos de los factores que hacen que no estemos plenamente satisfechos con la imagen que vemos cada día frente al espejo.

¿En qué consiste el ácido glicólico?

Hoy hablaremos de uno de los principios activos antiedad más efectivo: el ácido glicólico. Se trata de un ácido que encontramos en la mayoría de cremas de rejuvenecimiento facial e hidratación y uno de los componentes más usados en la realización de peelings, para obtener exfoliación y renovación celular. Sin embargo, debemos tener precaución con su uso, ya que en porcentajes elevados este ácido puede resultar peligroso si no es tratado por un profesional.

El ácido glicólico ha demostrado su alta eficacia en la eliminación de manchas faciales (melasma y manchas solares), así como en las cicatrices producidas por el acné. Combinado con otro tipo de sustancias o componentes, el ácido glicólico puede tener otro tipo de efectos rejuvenecedores, como el tratamiento de arrugas faciales y fotoenvejecimiento.

¿Cómo actúa el ácido glicólico?

Gracias a su estructura molecular, el ácido glicólico es una sustancia que penetra en las capas más profundas de la piel, pudiendo actuar desde dentro y beneficiando el aspecto externo de la misma de manera efectiva. En pequeños porcentajes es un hidratante perfecto para la piel, por ello está incluido en la mayoría de cremas hidratantes del mercado, mientras que si la presencia del ácido glicólico es superior a un 10%, su efecto es exfoliante, eliminando así las pieles muertas. Debido a estas características, se utiliza para la realización de peelings en medicina estética, siendo un tratamiento no invasivo, indoloro y con resultados desde los primeros días. Al estimular la piel desde dentro, sus efectos rejuvenecedores y revitalizantes son uno de los más efectivos que existen.

Ácido glicólico para uso profesional

Normalmente, los cosméticos comerciales no poseen más de un 20% de ácido glicólico, ya que como hemos comentado, se trata de una sustancia que en altas cantidades debe usarse con responsabilidad y únicamente por profesionales, pues al tratarse de un ácido puede ocasionar irritaciones y problemas en la piel si no se utiliza correctamente. Sin embargo, los tratamientos y peelings profesionales pueden alcanzar unas concentraciones de hasta el 50-70%. Es importante que tu especialista en medicina estética valore las condiciones de la piel antes de utilizar este componente, para aconsejarte qué tipo de tratamiento será más efectivo para tu tipo de piel.

Ya que se trata de un ácido, es vital que tras habernos sometido a un tratamiento con este componente nuestra piel no esté expuesta a los rayos solares, ya que podría causar un efecto adverso al tratamiento y originar posibles contraindicaciones como manchas o irritaciones.

Related Posts