Belleza y bienestar

Todo lo que debes saber sobre la protección solar en verano

Como cada verano, la mayoría de las personas deciden disfrutar de los meses más calurosos cerca de las playas. Exponiéndose al sol más que a lo largo del año, sin tomar muchas veces las precauciones adecuadas para protegerse ante quemaduras o, en un futuro, ante el envejecimiento prematuro de la propia piel. Además, teniendo en cuenta que los niños llegan a pasar el 60% de su tiempo en el agua durante los meses de verano, ¿por qué no apostar desde el principio por una protección solar total?

¿Qué son las radiaciones UVA y UVB?

Para ello, antes que nada, hay que diferenciar entre las radiaciones UVA y UVB. Las mismas que se nombran en las cremas o geles solares. Y que provienen directamente de la radiación ultravioleta que llega a la Tierra desde el Sol. Compuesta en un 95% por UVA y en un 5% por UVB. Siendo la primera la causante de arrugas o alergias, provocando además fotoenvejecimiento, intolerancia al sol, enfermedades de pigmentación e incluso cánceres de piel. Mientras que la radiación UVB, responsable del bronceado, también lo es de las quemaduras, de las reacciones alérgicas y también de los cánceres de piel.

La protección solar idónea

De esta forma, lo más conveniente sería utilizar protectores solares capaces de garantizarnos una protección idónea ante todos los efectos dañinos del Sol. Así, desde nuestra clínica, apostamos este verano por la marca referencia en cremas solares para todo tipo de pieles y edades: La Roche-Posay. Con una completa gama titulada Anthelios y dividida según aplicaciones en rostro, cuerpo o niños. Ofreciendo ultra protección contra la radiación UVA (más estricta que la recomendación europea) sobre fórmulas minimalistas sin parabenos y testadas bajo control dermatológico.

Teniendo en cuenta también las variedades de pieles maduras o fotoenvejecidas, grasas y mixtas. Protegiéndolas a través de leches corporales, sprays o aerosoles. Y disponibles ya en nuestra clínica, garantizándote este verano la máxima protección solar posible.

Consejos ante la exposición solar

Por último, sería recomendable seguir estos consejos al utilizar protectores solares para evitar los efectos dañinos del Sol y acabar el verano con una piel sana y bronceada correctamente:

  • Aplicar una capa generosa de crema, gel o spray media hora antes de la exposición o en el mismo momento.
  • Reaplicar cada 2 horas o tras un baño.
  • No olvidar la protección física, como sombrillas, camisetas o gorras.

Vigila tus lunares

Y tanto antes como después del verano, revisar los lunares. Ya que el 90% de los casos de cáncer de piel pueden curarse si se detectan a tiempo. Siguiendo estas 3 sencillas medidas de prevención:

  • Exponerse al sol de manera responsable y protegerse con la fotoprotección que más se adapte a tu piel.
  • Vigilar tu piel y conocer todos sus lunares.
  • Consultar regularmente al dermatólogo.

Related Posts