Cirugía estética facial

Blefaroplastia para mejorar tanto la mirada como la visión

Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre los beneficios de una operación de cirugía estética, ya que ésta no siempre tiene un motivo meramente estético, como las rinoplastias, que a menudo se realizan para mejorar la respiración del paciente, sobre todo cuando éste practica algún deporte.

La blefaroplastia es otra de las técnicas quirúrgicas donde a menudo se desconocen los verdaderos efectos (no solamente estéticos), que puede tener para el paciente.

¿En qué consiste?

La blefaroplastia consiste en la eliminación del exceso de piel y de grasa de los párpados, tanto superiores como inferiores, remodelando y renovando los tejidos perioculares. Cuando existe este exceso de piel y grasa en los párpados inferiores, esto da lugar a las bolsas en los ojos, tan odiadas por todos, porque ofrecen un aspecto cansado y envejecido al rostro.

Por su parte, el descolgamiento (o blefarochalasis) de los párpados superiores  quitan expresividad y luminosidad a la cara, dando un aspecto triste y cansado. Este descolgamiento suele producirse debido al envejecimiento y la falta de sueño, por lo que es una técnica aplicada normalmente a pacientes de más de 40 años.

Sin embargo, en ocasiones los párpados caídos pueden aparecer antes de tiempo si el ritmo de vida es estresante y la persona no tiene una rutina de sueño estable y necesaria. Además, a menudo también pueden aparecer por factores genéticos.

¿Cómo se realiza?

Las incisiones realizadas en la blefaroplastia se localizan en los pliegues del propio párpado, para que resulten casi invisibles a la vista. La técnica varía en función de hombres y mujeres, ya que normalmente en los hombres la blefaroplastia suele ser más conservadora, ya que un párpado excesivamente estilizado tiende a otorgar un aspecto más femenino.

Junto con la eliminación de piel y grasa excedentes, se puede realizar una cantopexia o elevación de la parte lateral del párpado, para evitar que el ojo de un aspecto cansado y triste. El doctor valorará la necesidad de cantopexia en cada caso.

A veces, si la ceja también tiene una posición más caída debe realizarse también una elevación o pexia de ceja,  para que el resultado de la blefaroplastia sea óptimo. Es nuestro cirujano plástico el que recomendará en cada caso la mejor técnica para volver a disfrutar de una mirada intensa y un aspecto rejuvenecido.

Mejora tu mirada y también tu visión

Si bien es cierto que principalmente una blefaroplastia se realiza para una mejora estética, dando así un aspecto más joven del paciente y mejorando su expresión facial, esta técnica permite también mejorar molestias en la córnea o en el campo visual, que se han ido afectando conforme se ha ido produciendo el descolgamiento de los párpados superiores en los casos más avanzados.